Cooperativismo y eficiencia


 

Cr. Julián Benassi

 

Un artículo de opinión recientemente publicado en un medio gráfico local, hacía referencia a la necesidad de corregir evidentes distorsiones en algunas entidades cooperativas y mutuales, y de revitalizar ciertos postulados básicos del cooperativismo (que fueron definidos ya, desde el siglo antepasado). Ante este planteamiento teórico-conceptual deberíamos preguntarnos: éstas correcciones, absolutamente necesarias hoy, ¿son a la vez suficientes?

Días más tarde me tocó pronunciar el discurso inaugural de nuestra nueva Fracción Universitario de Horizonte (para 2.900 viviendas), explicando en especial el porqué de nuestros logros en vivienda social autofinanciada -que ningún otro sector puede alcanzar-, y el cómo de la autoproducción y autoconstrucción que estábamos presenciando, con directa llegada a sectores menos acomodados de la comunidad (Asociados).

Luego la consiguiente reflexión: con aquellos inobjetables principios del cooperativismo ¿es suficiente para explicar los resultados concretos y significativos que estamos mostrando? La respuesta decisivamente es: NO!, lo cual no es de extrañarse ya que el cooperativismo nació como un subsistema solidario, complementario a la economía de mercado aunque con otros fines. Paralelamente, en el último siglo y medio la economía de mercado se eficientizó fuertemente a nivel de ejecución y de control y con mucha más razón debió hacerlo el cooperativismo, tanto en la gestión productiva de bienes y servicios, como en la gestión societaria misma.

En palabras simples, si una cooperativa no sabe producir “bueno, bonito y barato” mejor que el sector privado, la sociedad simplemente eligirá y gozará de las pocas o muchas posibilidades y calidad de vida que el mercado lucrativo le brinde (sin alternativas cooperativas viables). Igualmente en el aspecto asociativo, si la cooperativa no muestra paso a paso -y en general-mejores resultados comparativos, pocos serán quienes decidan asociarse o participar, por más que exista la posibilidad de gestión y decisión democrática asamblearia del asociado o, incluso, por más que logremos incorporar la materia “Educación Cooperativa” desde la escuela primaria.

En el caso de Horizonte, cooperativismo + eficiencia es aún más indispensable que en otros casos, porque la materia vivienda social autofinanciada fue reiteradamente definida como un “imposible” hasta nuestra aparición en la escena social, y también porque el 100% de nuestro circuito concluye al satisfacer la necesidad de vivienda del asociado mismo, no como el caso de otros rubros u objetivos cooperativos (parciales) en los que los productos o servicios finales generados terminan destinados a su venta en el mercado.

Lo dicho en Universitario

El día 21 de Julio pasado en ocasión de la Visita Guiada de la mencionada Fracción, organizada por la Cooperativa, fueron vertidos -ante unos 3.000 asistentes- una serie de conceptos, los cuales (debidamente ordenados) expresaban aproximadamente lo siguiente:

Para quien tenga como prioridad política o social brindar solución concreta a sectores de la comunidad sin casa propia, lo primero es contar con un proyecto o sistema social/productivo que resulte eficiente y efectivo a tal fin.

Y lo segundo es poner la herramienta política a disposición o, en su defecto la mejor herramienta asociativa posible, que indudablemente es la de tipo cooperativo bien entendido. Aunque la mejor opción sería una operatoria Provincial conjunta que sume esfuerzo estatal, cooperativo y el de otros sectores posibles.

Lo que no genera soluciones sociales significativas ni sustentables en el tiempo, es lanzar livianamente uno tras otro, sucesivos planes de vivienda oficiales o lucrativos privados, que terminen luego extinguiéndose y/o siendo solución sólo accesible para pocos. Pero tampoco resuelve nada fundar sucesivas instituciones tan sólo para venerar principios cooperativos y sin tener en claro cómo asegurar incrementar recursos productivos y cómo administrarlos luego hasta convertirlos en vivienda propia entregada, y después cancelada en condiciones y plazos posibles y razonables.

Horizonte logra resultado social de significativa magnitud y sostenido en el tiempo, según se conoce, reuniendo para ello cooperativismo, Sistema y eficiencia productiva y societaria. En base a esta combinación, por ejemplo:


El Asociado conoce, accede, elige, decide, controla y recibe contención:

* Concurriendo a Visitas Guiadas desde antes de asociarse y no afrontando requisitos para ingresar.

* Concurriendo a Reuniones Informativas sistematizadas paso a paso.

* Recibiendo información completa de la gestión cooperativa mediante periódicos y obleas mensuales.

* Eligiendo su tipología y ubicación de vivienda y detalles opcionales.

* Controlando su propia obra.

* Exigiendo reparación de posteriores detalles defectuosos.

* Controlando y comparando costos y condiciones.

* Votando gestión y autoridades en Asambleas Generales.

* Solicitando medidas de flexibilidad ante dificultades económicas posteriores, etc.

La organización cooperativa ejecuta, produce y construye en forma directa todo lo necesario para proveer viviendas al costo de un lote, en muchos casos.

En tales casos:

* Tramita y ejecuta loteos e infraestructura de servicios total exigida.

* Proyecta y ejecuta viviendas y obras complementarias.

* Produce numerosos materiales en Planta Fabril.

* Organiza y gestiona servicios de suministros a obra, logística, mantenimiento total, seguridad, limpieza, comedor, auditoría en todas las áreas, prensa y difusión, etc.

* Opera a utilidad o superávit cero, como objetivo.

En base a los mencionados resultados y posibilidades los Asociados fundamentan su confianza y deciden entonces asociarse, participar y efectuar su máximo esfuerzo.

Por otra parte, la importante cantidad de autoproducciones asumida por la Cooperativa, deriva en exigentes procesos de entrenamiento, capacitaciones e interdisciplina destinadas a lograr la indispensable eficacia y coordinación, tanto en la ejecución como en el control; incluyendo eficiencia en materia de participación y tutela del Asociado para que llegue efectivamente a tener su casa. Una de esas capacitaciones  mencionadas se enfoca expresamente sobre la materia Cooperativismo.

En síntesis, los destacables logros de Horizonte exigen enfrentar complejos desarrollos organizativos, esfuerzos de gestión, problemáticas y Manuales de Procedimiento. Prácticamente fundar una “Universidad de la Vivienda Social”.

Cordialmente.

Cr. Julián Benassi
Asesor General

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cr. Julián Benassi en Tv. – Canal C – Programa “Al fin y al cabo”